Una Escuela de Fútbol que piensa en la persona antes que el futbolista.

Como padres, tenemos la responsabilidad y no por menos, la obligación de darle lo mejor a nuestros hijos.  Por lo tanto, desde mi punto de vista he procurado como padre crear oportunidades para ellos, la vida trae con sigo experiencias dulces, amargas y en la mayoría de los casaos agri-dulces.  Nunca rendirnos ante el estrés de lo cotidiano, desperdiciar tiempo sin nuestros hijos, sin duda algún día pasará cuenta de cobro.  Pues bien es hora de que participes de una forma mas activa en la vida de tu hijo, salte de tu zona de confort y acompáñalo por favor con más vehemencia y determinación.  Para poder destacarnos en nuestra escuela de fútbol, nos hemos propuesto a ser diferentes, nos enfocaremos en el ser, en la persona feliz, le apostaremos a los procesos, la metodología, las capacitaciones y la innovación constante de nuestra escuela de fútbol.

El Tiempo de Nuestros Hijos, ¿Cómo Ayudarlos a Distribuirlo Sabiamente?

Nuestros hijos suelen tener una agenda semanal muy apretada, en la mayoría de los casos, más que nosotros los adultos: tareas, colegio, rutinas domésticas, artes, deberes…a veces olvidamos que son niños, y sin querer los saturamos de actividades y nos olvidamos de darles un espacio para una buena actividad física.  La Internet, los celulares, las tabletas, “nos los están robando, los están desconectando de la realidad.”

Creencias en Nuestra Escuela de Fútbol

En nuestra escuela de fútbol en itagüí, estamos convencidos que hay que permitirles una actividad deportiva, ya que sin lugar a dudas, les proporcionará agregar un conocimiento alternativo y complementario al que absorben en el colegio: compañerismo, integridad esfuerzo, persistencia, disciplina, constancia, meritocracia, salud física y sobre todo, salud mental…”Niños Equilibrados” ¿En serio estamos dispuestos a desaprovechar esta oportunidad para nosotros como padres, mejorar la vida de nuestros seres más AMADOS ?

Nuestra Misión

Tenemos por misión comenzar éste proceso, indagar con el niño o niña, que le gusta, o no le gusta, que pueden, o no pueden practicar.  Animarlos a iniciar un viaje en el ámbito educativo del deporte infantil, sin sobrepasar barreras con presiones externas, expectativas poco realistas, ” Mi hijo será un Cristiano Ronaldo”, yo prefiero pensar…”Mi hijo será feliz”.  Apuesto que pensamos igual, ¿o nó?.  Otros factores que pueden llegar a afectar la felicidad y manchar este proceso con nuestros hijos: críticas, comparaciones, exigencias que acaben convirtiendo el deporte en un “mundo negro y obligante” para el niño.

Actitud Correcta

En nuestra escuela de fútbol en itagüí la buena actitud tanto de padres, como del deportista en los entrenamientos y las competiciones es primero, (el esfuerzo, respeto por el rival de turno y compañeros, cumplimiento de las instrucciones del coach (PROFE…) donde pasan a un segundo plano los resultados victorias o derrotas,  por lo tanto, siempre tenemos presente lo bueno y lo no tan bueno, perder.  ¡Por lo tanto, hay que saber perder de todos modos!.

Pequeños en formación constante de sus personalidades, nuestros hijos deben ser valorados como personas antes que deportistas, así mismo ellos lo deben aprender. Además de eso, deben comprender que ese “yo” no depende de el resultado de las competiciones, que el deporte es tan solo una fracción del océano que es su vida. Apoyar sus emociones, cuando las cosas no le salgan como él(ella) esperaba, mostrándole que no hay nada perdido, hay mucho más por vivir hijo.

Enfocarnos en su propio progreso, mostrándoles que somos diferentes a los demás y que por ende, no debemos compararnos, ni mucho menos destruir la confianza de los que saben menos o tienen menos habilidades.

Mostrarles estadísticas de actuación, clasificaciones, comentarios…no es tarea tuya.

Los más importante, no debemos olvidar que, antes que nada somos sus padres, su modelo a seguir, su héroe o heroína. Por lo tanto,  ¡Hagamos que se sienta orgulloso(a)!

Tips para el padre experto en Deporte.

  • Aceptar el rol del entrenador. Él es profesional en su materia y puede ser contraproducente entrometeros en su trabajo.
  • Hablar en positivo y dejar de ser personas críticas. Reprochar a compañeros de su propio equipo, tener mal gestos, chillar en los partidos con comentarios desafortunados, enfadarse ante una mala jugada o resultado… ¿ésta es la imagen que queremos transmitirles?
  • Compartir la afición. Hazle ver que vives junto a él cada una de sus competiciones como una “pequeña fiesta”. Es un momento de diversión, de sociabilidad, de compartir tiempo juntos, de buen humor…y en momentos hogareños puede ser muy enriquecedor hablar, leer y ver juntos partidos de profesionales de su deporte. Muchos deportistas son realmente ejemplos y modelos de vida.
Recuerda que el deporte infantil tiene muchos beneficios
1. Introduce al niño en la sociedad.

2. Le enseña a seguir reglas.

3. Le ayuda a abrirse a los demás y superar la timidez.

4. Frena sus impulsos excesivos.

5. Fomentará en el niño la necesidad de colaborar por encima del individualismo

6. Le hará reconocer, aceptar y respetar que existe alguien que sabe más que él.

7. Produce un aumento generalizado del movimiento coordinado. 8

. Aumenta sus posibilidades motoras.

9. Favorece el crecimiento de sus huesos y sus músculos.

10. Puede corregir posibles defectos físicos.

11. Potencia la creación y regularización de hábitos.

12. Desarrolla su placer por el movimiento y el ejercicio.

13. Estimula la higiene y la salud.

14. Le enseña a tener ciertas responsabilidades

Fuente de investigación:

https://www.smartick.es/blog/educacion/pedagogia/importancia-padres-deporte-infantil/

https://www.guiainfantil.com/servicios/Deportes/beneficios.htm

¿qué enseña nuestra escuela de fútbol en itagüí?
en nuestra Escuela de Fútbol C… cjwx7z
estamos en
PlanetaColombia